fbpx
Categoría

Tu salud según el lugar donde vives | Salud ambiental

7 julio, 2021
entorno
lugar y salud
radiaciones
salud ambiental
No podemos mover nuestros edificios y no siempre tenemos la posibilidad de cambiar de lugar, pero todos podemos sacar el máximo provecho del lugar en el que vivimos y convertirlo en el lugar saludable que nos merecemos.

Tu bienestar se ve altamente influenciado por el lugar donde vives.

La importancia del lugar en relación a nuestra salud no es un concepto nuevo para nosotros. Muy probablemente, si te pregunto cuál es la primera imagen que te viene a la cabeza al pensar en un lugar saludable, esta sea un lugar en la naturaleza, sin coches, sin contaminación…

La contaminación ambiental tiene una gran influencia en nuestra salud y sin duda está relacionada con el lugar donde vivimos. Pero, estoy convencida de que ya conoces este tema bastante bien, así que vamos directamente a conocer aquellos factores que seguramente son más desconocidos para tí, pero que igualmente causan un gran efecto en nuestra salud.

  • Radiaciones artificiales o Contaminación Electromagnética.
  • Radiaciones Naturales o Estrés Geopático
  • Energías Sutiles o Feng Shui.



Radiaciones artificiales o Contaminación Electromagnética

A día de hoy, podemos encontrar campos electromagnéticos artificiales prácticamente en cualquier sitio. Yo, personalmente, he decidido aceptar este hecho como una consecuencia del confort que vivimos en nuestra vida moderna, y escojo aprender a interactuar con estas nuevas radiaciones. Pero ciertamente, algunos lugares, reciben unas cantidades muy elevadas y nuestra salud se ve afectada.

Es muy importante ser conscientes de estas radiaciones porque una sobreexposición prologada podría causarnos desajustes en el cuerpo. Pero, ¿cómo podemos identificarlas si son invisibles, no hacen ruido y no huelen? Bueno, aquí viene la importancia de mi palabra favorita: Consciencia.

Si sufres de alguno de estos síntomas:

  • Insomnio o problemas del sueño
  • Dolores de cabeza o migrañas
  • Fatiga
  • Dificultad para concentrarte o para memorizar
  • Irritabilidad, ansiedad o sensación de inquietud
  • Depresión
  • Dolores o sensación de cosquilleo
  • Nauseas o mareos

Si no hay una causa clara para ello, es posible que el motivo detrás de estos síntomas sea un factor ambiental. Especialmente si vives cerca de una torre de telecomunicaciones o una antena, por ejemplo. Si dudas, te recomiendo que contactes con un experto en Biohabitabilidad para que realice las mediciones pertinentes.

Construcción de espacios saludables

Estos síntomas, podrían ser causados por una multitud de razones. Pero cuando no encontramos motivo, tienden a estar o bien causados o bien aumentados por un factor ambiental. Y una vez reducimos estas radiaciones los síntomas tienden a desaparecer o reducirse visiblemente.

En caso de que te veas por contaminación electromagnética, existen soluciones para apantallar* las radiaciones que provienen del exterior. Contamos con materiales apantallamiento como telas o pinturas que sin duda ayudarán a reducir esta exposición. Así que, como acostumbro a decir: ¡No te asustes!

En vez de asustarte sigue estas recomendaciones:

  1. Sé consciente de tu cuerpo y sus reacciones. Puede que tu cuerpo esté tratando de decirte algo. Por lo que no ignores los síntomas, por pequeños que parezcan. Ser consciente del problema nos permite abordarlo y solucionarlo.
    Si escuchar a tu cuerpo te parece complicado, he diseñado un test de seguimiento con este objetivo que puedes descargar de forma totalmente gratuita aquí.
  2. Una vez hayas identificado los signos que muestra tu cuerpo, el siguiente paso es tomar responsabilidad. Si tu forma de vida es parecida a la de la mayoría de personas de hoy, estás produciendo una gran cantidad de radiación electromagnética artificial en tu casa. Por lo que estás produciendo gran parte de esta contaminación electromagnética que te está dañando. PERO, ¡no se trata de descubrir de quién es la culpa! sino de saber identificar la oportunidad para aprender y sentirte mejor. Así que antes de ir a dormir, TODAS las noches sin excepción haz lo siguiente:

    • Apaga el WIFI
    • Apaga tu telefono mobil (o ponlo en modo avión)
    • Aleja cualquier aparato electrónico de tu cuerpo, por lo menos a 1 metro de distáncia de la cama
  3. Deja pasar un período de un mes, más o menos y observa la diferencia, mantén el seguimiento de tus síntomas durante este tiempo para ver la diferéncia. Si pasado este tiempo, el malestar no mejora, es el momento de contactar a un especialista en Biohabitabilidad para que tome mediciones y conocer si la causa de los malestares proviene de una sobreexposición a grandes cantidades de radiaciones electromagnéticas artificiales. 

Pero sigue leyendo. Este es solo el primer factor ambiental según el lugar donde vives, vamos a ver los otros dos.

*Advertencia: Nunca apliques ningún método de apantallamiento por ti mismo, es muy importante que este se realice por un experto en Biohabitabilidad con tal de evitar efectos secundarios como el incremento de esta exposición. Apantallar es un proceso serio que require de una buena toma de mediciones antes, durante y después del proceso.

 

Radiación natural o Estrés Geopático

La palabra radiación, en general, tiene una mala reputación pero no es negativa en sí. Estamos todo el tiempo expuestos a radiaciones naturales, las necesitamos para vivir. Aún así, en algunas zonas, la radiación natural terrestre a la que estamos expuestos es más elevada de lo que nuestros cuerpos necesitan. El desconocimiento sobre este hecho nos acostumbra a causar malestares y problemas de salud.

Estas radiaciones más elevadas pueden ser artificiales, como hemos visto con la contaminación artificial, pero pueden también provenir de una fuente natural. Las causas más comunes de estas radiaciones naturales  terrestres son:

  • Corrientes de agua subterránea
  • Fallas geológicas

Como puedes ver, estoy hablando de dos elementos muy comunes, que ocurren muy a menudo y de forma natural, no son dañinos de por sí. Todo lo que es natural tiene un propósito y debemos comprenderlo para sacarle el máximo provecho.

Por ejemplo, algunos de los frutos que encontramos en la naturaleza nos llenarán de nutrientes, mientras que otros nos intoxican. Todos ellos son naturales y cumplen un propósito muy específico, pero no todos son aptos para nuestra alimentación, por lo que una mala elección nos causará malestar.

Lo mismo sucede con el lugar, algunos lugares cuentan con la radiación adecuada para dormir bien, seguido y profundo. Mientras que otros puede que nos mantengan despiertos por horas o que no nos dejen conseguir esa calidad del sueño tan necesaria para mantenernos sanos. Estos lugares pueden fácilmente ser localizados por un experto en Geobiología o incluso por ti mismo. En Nimout, ofrecemos un tutorial online para aprender cómo identificar y cómo relacionarnos correctamente con estos lugares, pincha aquí para saber más.

como limpiar e identificar las energías de tu casa

Energías Sutiles o Feng Shui

Los dos factores anteriores se caracterizan por emitir frecuencias electromagnéticas que pueden fácilmente ser medidas con aparatos tecnológicos. Las energías sutiles tienen un efecto muy sutil, que, por el momento, no podemos medir con nuestras tecnologías.

Las energías sutiles se abordan de forma algo distinta a las radiaciones artificiales. Normalmente son estudiadas por disciplinas muy antiguas con metodologías que no siempre se adaptan a nuestros estándares modernos de comprensión. Pero aunque no podamos explicar exactamente qué son ni podamos comprender los procedimientos con nuestras mentes científicas, la experiencia nos muestra que su aplicación aporta muchísimos beneficios.

El Feng Shui Clásico es una forma de analizar estas energías sutiles. Podríamos decir que nos muestra las energías disponibles en la casa de forma muy similar a la Astrología y nos da herramientas para armonizarla.

El Feng Shui considera también el impacto que tiene sobre nosotros la forma de los objetos que nos rodean. Por lo que cuando analizamos las energías del Feng Shui en relación a un lugar, no solamente miramos la distribución energética en el interior sino también las influencias de forma del entorno.

Si las energías del lugar en el que vives no son favorables, tendemos a sufrir malestares en diferentes areas de nuestras vidas y en nuestra salud.



El buen lugar

Como puedes ver, cuando hablamos de salud en el lugar donde vives, hay multitud de elementos que pueden tener un impacto en tu bienestar.  Es indiscutible que la elección del buen lugar debe de hacerse teniendo en cuenta también nuestra salud. Pero elegir el buen lugar es solo el principio de una relación saludable con nuestro hogar. La importancia del lugar permanece en nuestro entendimiento del lugar donde vivimos y de cómo interactuamos con él.

No podemos mover nuestros edificios y no siempre tenemos la posibilidad de cambiar de lugar. Pero todos podemos sacar el máximo provecho del lugar en el que vivimos y convertirlo en el lugar saludable que nos merecemos.

Te ayudamos a conseguir una casa sana

 




MEJORA TU SALUD EN CASA




REGÍSTRATE A NUESTRA NEWSLETTER
Recibe tu regalo gratuito y descuentos exclusivos