fbpx
Categoría

Cómo conseguir una casa saludable

23 junio, 2021
Casa Sana
construcción
espacio sano
hábitos saludables
Son muy pocos los que hoy tienen la suerte de vivir en espacios saludables. Pero, ¡tú puedes conseguir una casa saludable, vivas dónde vivas! Te enseñamos cómo hacerlo

Vivir en una casa saludable es mucho más que construir una casa sana

Conseguir una casa saludable empieza por un edificio sano, pero este es solo el primer paso y ni siquiera es el más importante. Lo cierto es que a día de hoy, son muy pocos los que tienen la suerte de vivir en espacios respetuosos con nuestra salud. Y es que construir, reformar o incluso escoger el lugar dónde vivir no está al alcance de todos. Pero ¡te traigo buenas noticias! Tú puedes conseguir una casa saludable, vivas donde vivas.

Una casa saludable se compone de 3 ingredientes principales:

  • Construcción de una casa sana
  • Hábitos saludables
  • Consciencia y acción

Pero en esta receta unos ingredientes son mucho más importantes que otros. ¿no tienes una casa sana? No te preocupes. Pero eso sí, asegúrate de tener unos buenos hábitos, sé muy consciente de tu interacción con tu entorno y no olvides tomar acción. ¿qué de que te hablo? ¡Ahora te cuento!

 

Construcción de una Casa Sana

Contruir una casa saludable. Casa sana para mejorar el bienestar

El ingrediente más evidente es una casa sana, un espacio que ha sido construido con una intención muy clara: Evitar aquellos elementos que son perjudiciales para nuestra salud. 

Una construcción saludable sigue unos pasos muy estrictos que aseguran que ese espacio, por sí mismo, promueve el bienestar de sus habitantes. ¿Qué características debe tener esta construcción?

    • Materiales naturales y libres de tóxicos.
    • Espacio bien aislado para reducir al máximo la necesidad de producir frío (aire condicionado) o calor (calefacción). Además escogeremos sistemas de calefacción o aire acondicionado respetuosos con la calidad del aire. 
    • Entrada de luz natural suficiente para regular los ciclos biológicos. ¡Necesitamos la luz del sol. La iluminación artificial debe respetar los ritmos circadianos. El led nos ayuda a ahorrar energía en la casa, pero el color y la cantidad de luz a la que nos exponemos regula nuestra energía. 
    • Diseño que permita una buena ventilación. La distribución de la vivienda debe permitir el paso de aire para poder ventilar todas las zonas de la casa. Renovar el aire es clave para una casa sana.
    • Ausencia de zonas Geopatógenas, sobretodo en los dormitorios. Evitaremos colocar camas encima de corrientes de agua subterráneas y fallas. Puedes aprender más sobre cómo hacerlo aquí.
    • Aislamiento de la entrada de gas radón en zonas donde este es elevado (edificio y materiales). El gas radón es un gas radioactivo natural y muy frecuente. Proviene de los materiales del subsuelo y es muy perjudicial para la salud.
    • Instalación eléctrica diseñada de forma que los campos electromagnéticos no nos perjudiquen, sobretodo en la zona del dormitorio. La colocación de los aparatos tecnológicos e instalaciones debe respetar nuestra salud. Estos producen campos electromagnéticos que afectan el equilibro de nuestros ciclos biológicos. 
    • Distribución que respete las energías del Feng Shui. Aunque las energías del Feng Shui son energías muy sutiles, un diseño que respete el Feng Shui de la vivienda, nos ayudará a sentirnos muchísimo mejor. Conoce más sobre el Feng Shui en nuestra vida moderna aquí

Me parece importante remarcar que una construcción ecológica no es necesariamente una construcción saludable, aunque podemos perfectamente integrar ambos cualitativos. 



Si vas a construir o a reformar tu vivienda, te recomiendo que tengas en cuenta estos puntos ya que cuando el diseño es saludable de base, los hábitos y la acción que deberás realizar serán mucho más sencillos e intuitivos. En Nimout ofrecemos un asesoramiento para asesorar al arquitecto, constructor o diseñador  y así asegurar que tu construcción o reforma cumple con lo necesario para respetar tu salud. No dudes en escribirnos, estaremos encantados de responder todas tus preguntas y explicarte todo lo que necesites saber.

 

Hábitos Saludables

Abre la ventana para sentirte mejor en casa. La ventilación como habito saludable para tu casa

Siempre que hablamos de salud nos vemos obligados a hablar de hábitos. ¿Qué sería de nuestra salud bucal si no tuviéramos el hábito de lavarnos los dientes antes de ir a dormir? Los hábitos nos permiten acordarnos que tenemos que realizar una acción de forma repetida aunque no sintamos la necesidad inmediata de hacerlo. 

Porque los hábitos casi ni se piensan, los hemos repetido tantas veces que los hacemos de forma automática. Pero antes de automatizar algo debemos poner esfuerzo en integrarlo en nuestras vidas, buscar la forma de recordarlo y repetirlo siempre en el mismo momento, a la misma hora o justo después de un hábito ya establecido. De esta forma llegará un día en que ni siquiera nos costará esfuerzo. 

¿Y cuales son estos hábitos tan importantes que nos permiten conseguir un espacio que promueve el bienestar?

    • Ventilar a menudo. Ventilar es importantísimo para asegurarnos de que el aire interior contiene todos los ingredientes que nuestro cuerpo necesita para vivir, y que no contiene aquellos que le dañan. Debemos ventilar cada día por lo menos 5 minutos. 
    • Usar productos de limpieza naturales o libres de tóxicos. La limpieza es importantísima, pero ¿sabías que algunos productos de limpieza ensucian más que limpian? Clica aquí para saber más sobre productos tóxicos y limpieza. 
    • Evitar ambientadores y fragancias. Igual que con los productos de limpieza, los ambientadores y fragancias muchas veces están cargados de tóxicos y ensucian el aire que respiramos. Los perfumes acostumbran a engañarnos dando una sensación de limpio que no siempre es cierta la limpieza no huele. 
    • Apagar el wifi antes de ir a dormir ¡SIEMPRE! Si quieres dormir bien desconéctate. Apaga wifi y mobil, o ponlo en modo avión. Pero no dejes que estas radiaciones alteren tu calidad del sueño. Dormir bien es imprescindible para la salud.
    • Alejarnos de los campos electromagnéticos al dormir. No dejes aparatos conectados cerca de la cama, ni mobiles cargando, ni lámparas de noche enchufadas. Si está enchufado emite campos electromagnéticos y reduce la calidad del sueño.
    • Mantener la casa limpia y ordenadaCuando hay orden en nuestro entorno, hay orden en nuestra cabeza.




Puedes leer más sobre estos hábitos en esta entrada del blog8 hábitos saludables para sentirte mejor en casa.

 

Toma conciencia y actúa

Ser consciente de tu entorno para mejorar tu salud en casa. Meditación.

Cuando se trata de salud no existe una regla que podamos aplicar a todos igual, siempre debemos tener en consideración que hay múltiples factores que influyen en nuestro bienestar. Lo más importante en cuanto a salud en la vivienda eres tú, de nada nos sirve una vivienda saludable si tu no te encuentras bien. Y la única forma de sentirnos bien es ser conscientes.

Ser conscientes es algo tan sencillo como prestar atención a cómo estamos y cómo nos sentimos. Y tratar de identificar los elementos que nos están afectando, ya sea de forma positiva o negativa.

Ser conscientes requiere parar y observar, pero es importante saber qué es lo que estamos observando y cómo actuar ante ello, ya que una vez identificado el problema debemos actuar para ponerle solución. Desde Nimout te guiamos en este proceso con nuestros tutorialesclick aquí para conocerlos-. Estos tutoriales están diseñados a modo de descubrimiento, a medida que vamos descubriendo nuestra casa vamos conociendo qué es lo que podemos encontrarnos, cómo nos afecta, cómo identificarlo y qué hacer con esta información para empezar a sentirnos lo mejor posible en el espacio en el que vivimos.

Conocer lo que hay a tu alrededor, los posibles factores de riesgo para tu salud y cómo actuar te da las herramientas para convertir tu casa en un espacio saludable.



Por lo que recuerda, una construcción sana nos permitirá generar un espacio que nos ayude a sentirnos mejor, pero las bases para conseguir una casa saludable se encuentran en tí, en tus habitos, en tu atención al entorno y en las acciones que decidas tomar.




MEJORA TU SALUD EN CASA




REGÍSTRATE A NUESTRA NEWSLETTER
Recibe tu regalo gratuito y descuentos exclusivos